El freno de escalada Edelrid Ohm actúa como un asistente para aumentar la fricción de la cuerda cuando hay una gran diferencia de peso entre el asegurador y el líder. En caso de una caída, el OHM aumenta la cantidad de fricción en la cuerda para que un asegurador más liviano pueda sostener fácilmente a un escalador más pesado.

Es una herramienta fundamental para equilibrar el peso entre el asegurador y el que sube, ayudando de forma significativa al trabajo del asegurador.

El Ohm se instala en la primera cinta rápida de la ruta que se sube y se puede instalar directamente en el cerrojo o en otra cinta rápida.

El escalador no nota la diferencia porque Ohm de Edelrid no evita que la cuerda se deslice hacia arriba. En caso de caída del primero, el Ohm entra en funcionamiento y frena la caída ayudando así al asegurador que recibiría un golpe mucho más violento sin este freno.